Ventana con lágrimas

ventana con lagrimas

Ha llovido toda la noche. La ventana está cargada de lágrimas, formando un adorno caótico en el paisaje.

Rozo con un dedo la parte seca del cristal, en un gesto inútil de limpieza afanado en recuperar la nitidez del patio, pero sólo consigo vestir de tristeza mi gesto.

Sé que mis flores resplandecen al otro lado, lo sé, pero ahora sólo puedo observarlas deformadas.

Juego a intentar atrapar una sola de ellas en una de esas lágrimas estáticas, pero no sé decidir cuál es la más hermosa de este jardín en construcción.

Siento de nuevo la frialdad del vidrio en mis manos. Quizá simplemente debería coger un trapo y arrastrarlas hacia un lado. Pero tengo miedo de no ver lo mismo que ayer, cuando no llovía.

Así que me alejo de la ventana, despacio, esperando que simplemente se empequeñezcan y formen una tela de diminutos puntitos sin importancia.

Ha llovido toda la noche. Ha llovido a cántaros y nadie lo pronosticó. Y ahora quedan esas gotas amargas y empecinadas en secarse lentamente.

 

Acerca de filigranasafiladas

Sólo estoy aquí para sentir y escribir lo que siento
Esta entrada fue publicada en Con remite. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s