Árbol de Navidad

02-arbol-de-navidad

No soy de tradiciones, pero este año es distinto. Me fui al mercado viejo y adquirí un árbol nuevo con que adornar mi casa.
Busqué el lugar más cálido, le abrí con cuidado las ramas y lo planté en mi silencio para que no me callara.
De sus hojas verdes como tus ojos verdes colgué delirantes recuerdos, aquello que fui algún día y algunas bolas amargas.
Te invité a contemplarlo y al acercarnos te dije: «¡Ahí está, ahí está!» y me volví para beber de aquella risa salada.
El árbol decidió que era el sitio perfecto y se acostumbró a rozarme cada vez que le añoraba.
Salí a pasear de tu mano en busca de una guirnalda.
Su brillo nos hace cómplices, su aire nos da las alas, su empaque nos vuelve locos y nos hace exclamar «¡me encanta!».

La Navidad ha llegado. Y el árbol luce precioso en un rincón de mi casa.

Acerca de filigranasafiladas

Sólo estoy aquí para sentir y escribir lo que siento
Esta entrada fue publicada en Si... y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s